Acreditación Institucional 2012: “un desafío de la comunidad IP”

acreditaLa Acreditación Institucional es una práctica de aseguramiento de la calidad de la educación superior que tiene como objetivo básico dar garantía pública del grado en que una institución cuenta con procesos eficaces para asegurar el cumplimiento de estándares académicos y mejorar la calidad de los servicios que ofrece. Se trata de un proceso necesario para retroalimentar y mejorar en forma continua nuestro quehacer institucional en función del cumplimiento de nuestra misión y logro de nuestra visión institucional. Por lo anterior, debemos estar conscientes de la importancia que el proceso de Acreditación posee y de cómo el concepto de calidad debe estar siempre presente en el funcionamiento de la institución.

Nuestro mayor desafío como Instituto Profesional Los Lagos es lograr la acreditación institucional 2012, puesto que ello es un aspecto clave para la sustentabilidad institucional. Es por ello que desde el Rector se está realizando un riguroso trabajo de levantamiento de datos e información a partir del año 2008 a la fecha. Dichos antecedentes nos permitirán conocer el desempeño real de nuestra institución de acuerdo a los criterios y estándares establecidos por la Comisión Nacional de Acreditación (CNA).

 Como primera medida, se ha conformado la Comisión Técnica Central del Proceso de Autoevaluación Institucional, la cual está integrada por autoridades, académicos y funcionarios; buscando principalmente la participación de quienes se desempeñan en las áreas que se busca acreditar: (1) Gestión Institucional y (2) Docencia de Pregrado.

 Por Gestión Institucional se entiende el conjunto de políticas y mecanismos destinados a organizar las acciones y recursos de la institución, en función de sus propósitos y fines declarados; considera la organización y estructura institucional, el sistema de gobierno y la administración de recursos humanos, materiales y financieros.

 La Docencia de Pregrado incluye la evaluación de los procesos y productos educativos en la institución, tomando en consideración primariamente el diseño y provisión de carreras y programas, el proceso de enseñanza – aprendizaje, la dotación académica/docente, las características y atención a los estudiantes, la utilización de los resultados de la investigación para mejorar la calidad de la docencia impartida.

“Invitamos a toda la comunidad institucional a involucrarse activamente en el proceso de autoevaluación. La participación de todas las unidades es un aspecto clave, porque cada uno aporta de manera distinta enriqueciendo este proceso y sus resultados. Recordemos que todos somos responsables de las fortalezas y debilidades de nuestra institución, y debemos ser capaces  de mejorar continuamente nuestras capacidades para reconocer y aprovechar las oportunidades de desarrollo y a la vez, minimizar las amenazas de un entorno cada vez más dinámico y complejo. En consecuencia, el proceso de autoevaluación debe hacerse en conjunto para que propenda al fortalecimiento de la autorregulación y el aseguramiento de la calidad en todos los puestos de trabajo que componen nuestra institución”, manifestó el Dr. Oscar Díaz, Vicerrector Académico.